Nina y Julio son una pareja común y corriente, cotidiana y sin hijos: una pareja moderna.